Archivo de la etiqueta: visita papal

EL INFIERNO DE SALVADOR VICTORIA

Unas indecentes declaraciones de Salvador Victoria, consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad Autónoma de Madrid, me han dejado pasmada y más convencida de que las milongas que nos cuenta la iglesia son exactamente eso: milongas; pues sino es incomprensible que algunos católicos, como este, no tema al infierno y mientan con la desfachatez que lo hacen, sabiendo en este caso concreto que ni rescate económico,  ni ETA ha entrado en la instituciones de mano del PSOE, en todo caso habrán entrado de mano de los resultados electorales con el aval judicial; pero claro siempre olvido que para el PP solo los resultados electorales que les favorecen son legítimos, los otros siempre son fraudulentos.

La hipocresía de la Curia y sus adláteres políticos es tal que se permiten “tergiversar” sobre los gastos de los fastos papales y quedarse tan anchos, me gustaría saber si estos “festejos de evangelización” traerán algo más al mundo que unos beneficios económicos y las molestias a la ciudadanía de Madrid.

Sr. Victoria lo veo en el infierno ¡ahhh, no, ya olvidaba que siempre hay bulas para los pecadores! ¡NO1 entonces no se prive, ¡mienta, tergiverse y persiga a quien ejerce su derecho de opinión contraria al gasto en un fiestón en plena crisis económica de los países ricos y humanitaria en el cuerno… en el quinto cuerno ¿no?

Entre tanto viendo hoy la dos de TVE, retorné a mi infancia imaginándome lo que serán las retransmisiones de los “actos más relevantes de la visita papal”, como si hubiésemos vuelto al nacionalcatolicismo de golpe, así que le harán un somero seguimiento, a saber:

“la llegada a Barajas del Papa, estancia y audiencias en la Nunciatura, misa de seminaristas en la Almudena, visita al centro de discapacitados San Juan de Dios, Vigilia y misa de Cuatro Vientos (en alta definición), encuentro de voluntarios en el IFEMA y salida de Barajas.”

Esta es la España aconfesional, y lo que nos queda por aguantar, evangelización tras evangelización mientras se trata de silenciar los “derechos de opinión discrepantes” que son atacados como “perseguidores de la fe” y “laicistas agresivos“… ¡Nos falta una nueva inquisición para acabar con las opiniones contrarias! y entre tanto la cabra desfilando por Madrid para homenajear a Ratzinger.

La Iglesia del pensamiento único, que perdona con generosidad los pecados de los suyos e intenta sojuzgar a los demás, trata de recuperar al país que paseó a un dictador sangriento bajo palio, todavía esperamos que se disculpen por haber contribuido y apoyado activamente durante 40 años aquellos comportamientos políticos y “religiosos”  intolerables.

Que disfrute la jerarquía católica de tanto joven que después no pisa una iglesia más que para los cuatro actos sociales: bodas, bautizos, comuniones y funerales.

Anuncios

ACTO DE CONTRICIÓN

Hemos vuelto al redil  ¡Aleluya!

El advenimiento del Jefe de la Iglesia Católica, a las tierras de Santiago Apóstol, ha conseguido lo que el PP no consiguió y es que un Gobierno socialista, que  defiende las libertades personales por encima de todo, rectifique el camino equivocado y haga acto de contrición (católico, por supuesto) renunciando a la Ley de libertad religiosa como presente de bienvenida al Papa

Así que nos confesaremos tod@s porque así lo manda la costumbre…

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,
(…)
me pesa de todo corazón haberos ofendido…

No acabo de entender que se renuncie a “amparar” a aquell@s perseguid@s, en la actualidad, por los católicos que no toleran ser contrariados por otras creencias o la ausencia de las mismas; no nos engañemos, que haya cierto ambiente represivo hacia la libre expresión de aquell@s que no comulgan con Don Benedicto, es impropio de un Estado “aconfesional” aun cuando en ese estado aconfesional fueran tod@s sus ciudadan@s cristianos, menos un@.

La cosa ha llegado a tal extremo que hasta el Colexio de xornalistas de Galicia ha sacado un comunicado donde alerta de la censura que de un modo más o menos disimulado impera en los medios de comunicación, censura que afecta a las opiniones de aquell@s a l@s que nos molesta que, con nuestro dinero ateo, se pague la seguridad  y la ruta turístico-religiosa de un señor feudal en visita pastoral a su cortijo y no vaya a ser que se le dé por reclamar derechos de pernada….

(…) También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno (…)

El infierno parece llegar convertido en la amenaza de perder votos y así el Alcalde de Santiago de Compostela ha pagado con la pasta de los vecinos un Bando Municipal, que es un exceso de sumisión católica que no tiene nombre en quien debiera reconocer el hecho de que no todo el campo es orégano, ni todos los Santiagueses católicos; este despropósito es más que cuestionable  y no seré yo quien niegue al Alcalde de Santiago profesar la fe que le dé la gana, pero  de ahí a que ejerza de Arcángel Gabriel anunciando la visita y animando a la parroquia a que: “(…) participade nos actos programados, contribuíde e axudádenos a engalanar a cidade(…)”, ¡ya le vale!

No le niego yo a Bugallo su deseo de ejercer de monaguillo, pero le sugiero que lo haga en sus horas libres y no en nombre de tod@s l@s santiagueses/as.

Entre tanto el dispendio que iba a convertirse en Santiago de Compostela en el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, parece que empieza a decaer y los hosteleros están de rebajas afirmando que la ocupación no superará el 80% y que hasta cierto punto, la sensación de lleno absoluto por cuestiones religiosas está disuadiendo a los visitantes culturales que no tienen interés en adivinar las viejas piedras compostelanas a través de una procesión de fieles “cumballá”.

En fin que corren malos tiempos para los laicos y ¡hay que convertirse, Herman@s! o sucumbiremos en el fuego del infierno de las “supuestas” mayorías de creyentes que necesitan evangelizarnos a toda costa para poder sufragar sus modestos actos en tiempos de crisis.

No tenemos para pan y compramos estampitas.