Archivo de la etiqueta: Poder Judicial

INTOCABLES

En los últimos tiempos no dejo de  escuchar  quejas de determinadas instituciones, y personas de su entorno, que critican que se les recriminen acciones inadecuadas. No percibo la intención de mejorar o corregir los actos que han despertado las críticas, ni veo más responsables que l@s que ell@s señalan en una centrifugación de responsabilidades incomprensible.

Me refiero, como habréis adivinado, a la Iglesia Católica y al Poder judicial Español. La primera trata de establecer el dogma por encima de la ley: Dios nos juzgará… ¡No señor, los tribunales humanos deberán juzgarlos!  y después que venga su dios o anubis que nosotros ya no nos enteraremos; ¿Y el Tribunal Supremo? pues como herederos de Salomón se creen infalibles y contradecirlos lo consideran un acto de atentado contra las instituciones democráticas; así que en formación romana , pilum en ristre, se guarecen bajo la figura de esa señora, que bien podría ser una pescadera de mi pueblo por la balanza y por el poco respeto que est@s señoras/es le tienen.

Y algun@s me dirán que l@s otr@s,  l@s roj@s,  han atentado también con sus declaraciones contra Doña Justicia, y  yo respondo: ¡NO!, porque no es lo mismo criticar las interpretaciones de la Ley que la Ley  en sí.

En nuestra sociedad todavía hay algun@s que se creen intocables y no lo son, así que lo único que les queda es aprender a aceptar la crítica,  porque al final l@s que le han causado un daño considerable a la institución son aquell@s que han defendido, desde una posición dogmática, las razones  que,  hasta el momento, su toga o su sotana hacían en incontestables.

¡Olvídense de que me calle! Personalmente considero que puedo confiar en la Iglesia o en el Poder Judicial mientras tenga razones para ello,  y  que puedo cuestionarlos cuando considere que las razones que se me presentan son insuficientes, porque la confianza no es fe ciega… la fe ciega es  irracional, es sumisión, es ceder el pensamiento propio a “instancias superiores”.

Qué suerte tienen algun@s que,  aprovechando este volcán*aventan el humo y  las cenizas para librarse de  la “correa alemana” que les atenazaba públicamente.

Estoy harta de autoridades casi divinas… menos mal que soy atea y  desobediente.

Anuncios

¿POR QUÉ NO TE CALLAS?

Entiendo que no soy una política, que no tengo la responsabilidad de un gobierno de mantener unas buenas relaciones internacionales y que, por lo tanto, es bien posible que esto que escribo ahora sea una solemne tontería.

El personaje Chávez me chirría, es visceral, pero sus salidas de tono me tienen un poco hartita, y por eso está perdiendo mi respeto a pasos agigantados.

He de reconocer que si bien consideré que, en el famoso “porquénotecallas”, la reacción del Rey me pareció totalmente fuera de lugar, he de decir que yo probablemente haría lo mismo…y  como carezco de representatividad sería una especie de protesta, tipo zapatazo volador, sin más trascendencia.

Pero las respuestas que Chávez está dando a nuestro Gobierno, al que considera presunto amigo, me hace sospechar que España es tratada por este personaje como una madrastra a la que hay que tolerar pero que, cuando se siente regañado, merece una mala contestación. La primera reacción fue bastante desagradable pero la segunda no tiene nombre, sobre todo cuando pone en tela de juicio la legitimidad y la imparcialidad de nuestro sistema judicial.

Este hombre se atreve a sugerir a un gobierno que “le eche un ojo a su poder judicial”, comprendo que Chávez desconozca que el Poder Judicial debe de ser independiente y que el Gobierno español no es quien para “echarle un ojo”. Puestos a cuestionar algo yo empezaría por las garantías democráticas de los venezolanos, comenzando por la libertad de expresión a la que Don Hugo no tiene reparo en “echar un ojo” cuando le conviene…y después tomar medidas de censura… no sé si es exactamente eso lo que propone el Presiente venezolano a nuestro Gobierno, pero prefiero no pensarlo.

He dicho que no soy política con responsabilidad pero, si en mi mano estuviera, el embajador español estaría en este momento volando hacia Madrid, “llamado a consultas”, hasta que este hombre  nos diera una respuesta adecuada;  creo yo que no tenemos por qué aguantarle ya más tonterías a este señor que se cree un libertador y no deja de ser más que un megalómano al que en breve el cono sur americano se le quedará corto.

Simón Bolívar ha muerto, Señor Chávez, pero no se preocupe no es cierto que tiempos pasados fueran mejores, los mejores están por llegar y así se lo deseo al pueblo Venezolano.