Archivo de la etiqueta: nuñez feijoo

¡Se acabó el silencio!

Más que reflexionar, esta temporada larga, me he tragado unos sapos del tamaño del Aeropuerto de Castellón y, lo que es peor, esos sapazos eran alucinógenos, o eso creía yo; pero no, es la realidad y esta realidad  está vinculada al Gobierno del PP en España, y no, esta etapa no es que sea alucinógena sino que acabará pasando a los libros de historia como el periodo delirium tremens.

Cierto que he perdido la oportunidad de despacharme a gusto con el Ministro Wert, aunque creo que todavía le queda recorrido a este elemento político indigno de ostentar la cartera que le tocó en esta tómbola y con la que, una vez consumado el asesinato armado con su LOMCE, aspira a “promocionar” al Parlamento Europeo. Cuando conocí sus supuestas intenciones inmediatamente se me vino a la mente el asesino de género, maltratador consumado, que una vez ejecutada su familia se arroja al vacío desde un quinto piso… ¿Cuántas alturas tienen el edificio del Ministerio de educación? 

Me he perdido la venta populista del Presidente Galego, Nuñéz Feijoo, de los prometidos floteles mexicanos de PEME, de su campaña electoral,  que nunca llegan a los sufridos astilleros gallegos que como Penélope solo verán el andén vacío.

Me he perdido también las andanzas del Ministro Gallardón, curilla frustrado, que ha edificado un Vía Crucis para el ya deteriorado sistema judicial español, de oropel y paso obligado por caja, … pero he llegado a tiempo para su conversión en tocólogo aficionado … así que por lo menos podré poner los ovarios en la mesa y acordarme de sus antepasados especialmente de aquella frase de su padre:  “Si cree que yo soy facha, espere a conocer a mi hijo Alberto”

Arranco así una nueva etapa del blog, trataré de ser algo más comedida  que en la etapa anterior pero me temo que los protagonistas de mi día a día no me van a dejar…

Como caballos con cepo

Como caballos con cepo

Anuncios

ENCUESTAS

No es por nada pero, cada día más, tener una empresa de sondeos es como tener una mesa camilla , una bola de cristal y un tarot;  y es así desde que, en política, todo vale y autoengañarse es necesario para mantener content@s a l@s afines.

Las encuestas son herramientas para pagar favores también y sino que se lo diga a La Voz de Galicia, toda una especialista en llevarse toda subvención habida y por haber, lo malo es que su credibilidad queda en entredicho y que eso le pase a un polític@ pues ya no es tan grave con los tiempos que corren, pero la credibilidad de un medio de comunicación es como el agua en el desierto, imprescindible (y quien lo desmiente no es precisamente un diario digital “progresista”).

Así que empiece La Voz de Galicia a considerar si es necesario seguir transformando su redacción en una cocina de datos y seguir “matizando” los sondeos favoreciendo al Sr Feijóo y su Gobierno de desconocidos, mediocres y altamente incompetentes.

El PP de Galicia gana en las encuestas del periódico coruñés, si se conforman con eso, allá ellos y mejor para la ciudadanía gallega.

DESPACHOS Y GASOLINERAS

Leyendo en la prensa sobre el tema de Dorribo, Pepe Blanco y Feijóo no salgo de mi asombro, es increíble la manera que tiene la gente de retorcer las cosas  para elegir la fachada que más conviene.

Argumento uno:  Reunirse en una gasolinera y no en un despacho oficial  es sospechoso. 


Argumento dos: Un despacho tiene luz y taquígrafos, un coche oficial solo un escolta y un chofer que se ve que tienen mayor tendencia que los taquígrafos  a la corrupción.


Argumento tres:  Que tengan un trato de favor vía subvenciones  desde un despacho es comparable a un encuentro en una gasolinera donde no sueltan ni mosca ni compromiso alguno.

Dicho esto, como el mundo parece estar loco y los seguidores de cada cual se embarcan en carabelas varias a la conquista del parlamento, habiendo transatlánticos, esta travesía tiene pinta de acabar con el mismo desastre de mentiras que vivió Galicia con el tema de los coches oficiales de Touriño, que se demostró que no era tal la cosa pero el aparato del PP ha logrado materializar de tal modo los automóviles que están a punto de concederles el premio Nobel de Física, y esto lleva el mismo camino.

AL COCHERITO, LERÉ!

Pareciera que l@s polític@s galleg@s no tuvieran más que hacer que polemizar sobre los coches oficiales; abrió el melón el actual presidente de la Xunta contando una sarta de mentiras que la prensa recogió diligentemente, pero fue menos diligente cuando se demostró que no decía toda la verdad. Y ahora nos encontramos con que una Parlamentaria Galega, Carme Adán (BNG), ha renunciado al uso del coche oficial con el que se privilegia a su cargo en la Mesa del Parlamento Galego y pone patas arriba a la cámara.

Se alteran sus señorías acusándola de demagogia, sin desvergüenza, así con toda la jeta de mármol de carrara (el cemento es poco para est@s), como si lo normal fuera mantener privilegios innecesarios en épocas de crisis.

Me recuerda esto cuando se aprobó la conocida como “Lei dos altos cargos” que les otorgan un hada madrina de calabazas transformables en beneficios para su jubilación, entre otros especialmente pensados para el “funcionariado político”. Es lógico que los habitantes de la Cámara Gallega encajen mal que alguien renuncia a sus privilegios “naturales”, no vaya a ser que a alguien se le ocurra sugerir la posibilidad de que los demás hagan lo mismo.

Claro que todo sistema de ahorro es poco adecuado cuando trata de aplicarse a según quien. No se les ha ocurrido sumar los gastos que sostiene la administración gallega por este concepto, quizá va siendo hora de que en lugar de asignar coches y chóferes la administración  cree un parque móvil con esos coches y chóferes y se pongan a disposición de cualquiera que lo necesite para el servicio y no para irse a los toros o al fútbol como se está pasando hoy en día.

Cuando los cargos públicos aprendan a diferenciar su actividad pública de la privada entonces nadie protestará por que otr@ renuncie al uso de coche oficial.

Ferrán Martín. 10 de junio de 2010. lainformación.com

VOLUNTAD MASCULINA

Que dice el carpetovetónico del Presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, que en los avances sociales hacia la igualdad debemos reconocer “la voluntad masculina” , será la de algunos hombres … que no precisamente la mayoría.

¿Voluntad masculina? a ver si lo entiendo , que soy mujer y puedo ser un poco corta (nótese la ironía):

  • Los avances sociales que nos conducen a la igualdad es ¿porque nos han dejado los hombres?
  • Nosotras hemos sido meros objetos (como siempre).

El Sr. Feijóo ha asumido como propio aquel chiste que decía que el marido podía darle libertad a su esposa ampliando la cocina y lo ha incluido en un discurso en un acto de homenaje organizado por la Xunta de Galicia en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, pareciera que, esa voluntad, no ha sido obligada y peleada durante más de un siglo ¡Manda carallo!

Entiendo que, a gente como esta, les siente fatal los ministerios de igualdad, la paridad y demás mecanismos que favorezcan la equiparación del hombre y la mujer, lo entiendo,  sobre todo después de haber leído esta sandez, que es una verdadera ofensa a la inteligencia de los humanos que carecemos de los prejuicios y estereotipos que este “señor” trae “de serie”.

Tras esta declaración, seguida de una retahíla de tópicos agradecidos a la lucha de las mujeres, habrá que aplaudirle que sea tan solidario y tan feministo (dicho con toda la mala intención) hasta el extremo de preparar una ley para primar  las  tradicionales, y obligatorias, labores de cuidadoras que se son han colgado como un sambenito durante siglos a las féminas, para hacernos un favor

Deberíamos encomendarnos a los dioses del Olimpo o a todos los dioses faraónicos, que son más, para que “salvadores feministas”, como este perdonavidas,  dejen de “ayudar”.

Además ya son dos años consecutivos en los que miembros del Gobierno Galego queriendo celebrar esta jornada, acaban cagándola directamente.

Conselleira de traballo y Conselleiro de economía intercambiando roles. Foto de XOÁN A. SOLER (La Voz de Galicia)

Si esto continúa por este camino necesitaremos siempre un Día internacional de la mujer, pero creo que deberíamos instaurar  además el  Día internacional a favor de la extinción del machismo, porque estamos en el 2011 y pareciera que estuviéramos en el 1800.

OTRO LADRILLO EN EL MURO

Puede ser cierto que el sistema educativo español no esté a la altura de las circunstancias y la formación, no solo académica sino también cívica, del alumnado deja mucho que desear.

Desde que el profesorado dejo de denominarse  “Don o Doña” y se simplificó a “Profe”  han pasado muchas cosas; quizás , la primera de ellas, el tránsito de “Paterfamilias cinturón en mano”,  al colega con el que se  comparte techo, suelta pasta y dice amén a su descendencia.

¿Esto que cuento es real? pues no, en ambos casos hay término medio.

¿Todo el alumnado de los centros gallegos son unos vándalos? ¿Son todos unos incivilizados con ganas de crujir a sus compañer@s y profesor@s? ¿Son la escoria a la que disciplinar? ¿o estos casos son la excepción?

Bien, yo creo que son excepciones que obviamente necesitan una respuesta adecuada, pero ¿es una respuesta adecuada convertir al profesorado en juec@s supremos? pues no me parece adecuado castigar a la mayoría con disciplina extrema porque haya un grupillo de indisciplinados.

El estereotipo de educación británica no es la solución, tampoco lo es esta en la que el profesorado es un cero a la izquierda.

Es cierto que es necesario que se les dé autoridad en el aula, ¿pero hasta el extremo de que lo que diga un/a docente tendrá presunción de veracidad ante cualquier padre, madre o alumn@? Ya estamos creando élites y eso no es buena cosa, entre otras cosas porque conozco casos en los que el profesorado, al que generalmente le sobra corporativismo, se unen en jauría (también se ha visto en casos de padres/madres).

Quizá la mesura sería mejor que sacar los tanques a las aulas y volver a tiempos pasados, en los que se trataba de crear mentes uniformes, con criterios únicos.

Pero la cosa no acaba aquí,  cuando yo era niña (tengo 47años) se me iban los ojos detrás del afortunado alumnado de los colegios públicos, ellas podían ponerse los vaqueros que yo solo podía usar en vacaciones o festivos; una vez que llegaba el buen tiempo, ellas podían ponerse vestidos de falditas por encima de la rodilla y mangas sisas o de asitas y yo tenía que llevar aquella horrible falda gris bien  larga por debajo de las rodillas y la blusita blanca; yo era una niña de mi tiempo, pero a tiempo parcial porque todo aquello que significaba “modernidad” olía a pecado.

El argumento de entonces era que el uniforme evitaba diferencias  “de clase social” y,  la verdad, era que se notaban exactamente igual o incluso más,  porque no me dirán ustedes que no hay diferencia entre un tergal y una lana.

A mí no me agradan los atuendos de much@s jóvenes pero me pregunto que relevancia tienen y además ¿qué tiene que ver el respeto con el modo de vestir?

La uniformidad, la lengua a usar en el aula y otras muchas cosas del mundo educativo, cree el Presidente de la Xunta de Galicia que deben  ser sometidas a consulta, vinculante o no, y que deben de ser las familias quienes pongan límites en el atuendo dentro del centro educativo (pudiendo desatar ramalazos y prejuicios varios).

Nos conducimos por una senda de retroceso al autoritarismo que me agrada poco, sobre todo porque los que proponen estas medidas son los que luego hablan de “prohibido prohibir” mientras se oponen a Educación para la ciudadanía, y hablan de libertades individuales” cuando alguien trata de legislar sobre un hábito nocivo para la salud y para las arcas de la seguridad social.

Son contradicciones que levantan otro ladrillo en el muro de la incongruencia política del PP.

LA CULPA FUE DEL CHA-CHA-CHÁ…

Recuerdo, cuando era niña, que mi abuela me encargaba alguna tarea y, en lugar de obedecer, me dedicaba a refunfuñar malhumorada por las esquinas hasta que era llamada al orden.

Algo por el estilo va necesitando el Presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijóo, que desde que llegó al gobierno no hace más que protestar y refunfuñar: que si la culpa de la situación de la economía gallega es de Zapatero, que si Zapatero es responsable de esto otro… vamos que Zapatero está presente en todas sus “oraciones”.

Pero se ve que un cabeza de turco es poca cosa para tapar tanta incapacidad propia y ha decido ampliar el “mercado” y se ha buscado dos “pim-pam-pum” más,  José Manuel Durão Barroso y José Sócrates, enviándoles una misiva (atribuyéndose competencias estatales) para solicitarles que los fondos comunitarios asignados a la línea de alta velocidad entre Vigo y Oporto no sean transferidos a la conexión Lisboa-Madrid… y se quedó tan ancho.

España se le queda pequeña así que, en cualquier momento, Poseidón recibirá alguna reclamación, por daños en la costa gallega ahora que llegan los temporales.