Archivo de la etiqueta: derechos civiles

¡MAMÁ, QUIERO SER ARTISTA!

Leo pasmada esta mañana que Sir Paco Vázquez clama a los cielos el rechazo de parte del PSOE (no del aparato sino, también, de sus militantes) a que acceda al cargo de Defensor del Pueblo; y digo pasmada, porque tengo un amigo que quería ser cantante, pero el pobre tenía el aparato fonador de un rebaño de burros. Viene a cuento esto, porque  el Sr Vázquez está muy mal acostumbrado a que se le dé, por las buenas, o despellejando públicamente a quien se le oponga, todo lo que pide, al margen de si es la persona adecuada para el puesto.

Y no es que diga yo que no es adecuado para ser Defensor del Pueblo, es que ya lo dice él que no se le apoya por: ” su posición contraria a la ley del aborto y a la ley del matrimonio homosexual“, y eso que no oculta sus otras posturas, legítimas como estás, que bajo el palio de su libertad religiosa quiere imponernos a los demás.

Dicho esto, si tenemos en cuenta que la propia Ley orgánica del  Defensor del Pueblo dice que este cargo tendrá como función velar por  la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución y que en el artículo 10 de este título se señala que:  “el respeto a la Ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social”, Sir Paco queda excluido, ipso facto, ya que su posición personal, sobre por lo menos dos leyes establecidas en este país, va a interferir claramente en el desarrollo del cargo al que aspira y al que, por supuesto, tiene derecho a optar, … el mismo derecho que tienen los demás a no apoyarlo.

Esta posición de Sir Paco de “yo quiero ser y no me dejan” nos la encontramos en la vida mil veces: actores que quieren un Oscar (y a veces se lo merecen más que otr@s), investigadoras que aspira a un Nobel o yo misma que quisiera vivir doscientos años más, en perfecta forma psíquica y física,  para conseguir viajar al espacio; tod@s nosotr@s estamos en nuestro derecho a aspirar a lo que nos parezca y nuestras limitaciones personales, las circunstancias y, si ustedes quieren, los hados nos impiden en muchas ocasiones conseguirlo.

Llega entonces la frustración y lo más fácil es echarle la culpa a los demás de lo que nuestros méritos o cualificación no pueden darnos.

Lo siento, Sir Paco, pero entenderá que entre una señora del PP  y usted no hay grandes diferencias… salvo quizá en la mantilla española y ya sabe aquello tan español de: “Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar”

Anuncios

RESPETO, DERECHOS Y OBLIGACIONES.

Siempre me ha sorprendido la capacidad de los irrespetuosos para apelar al “derecho que merecen de los demás”. De hecho, aquellos del  “Usted no sabe con quien habla” se han pasado al “mis derechos” porque lo otro sonaba muy carca y no era demócrata… bueno, alguno queda, sin complejos y orgulloso del “UstedNOsabeconQUIENhabla”.

Este apelar a los derechos propios y al respeto se ve mucho en foros varios, donde energúmenos exigen que se les trate con la cortesía que ellos no dan; a mí me gusta pasearme por ellos para ver sus “argumentos”.

respeto

Lo más sorprendente ya es cuando directamente uno se inventa derechos y se los atribuye…

respetoY, es peor, cuando se considera que el que proviene de otro país donde no ha sido capaz de defender sus derechos, en España, no merecen los que les otorga la Constitución; por supuesto cuando ellos viajan a estos países hay que aplicarle la legislación española…

respeto

Todo esto viene de ciudadanos comunes que confunden derechos y desconocen, en general, las leyes, aunque ello no les exima de su cumplimiento, pretendiendo:

1.- Que La Constitución es sólo para los españoles.

2.- Que los derechos son privativos y tienen grados.

3.- Que todos tienen que cumplir las leyes …menos nosotros cuando no nos gustan o, supuestamente, atentan contra nuestra libertad.

Pero que esto le pase a un ciudadano de a pie tiene un pase; el problema es cuando un servidor público se pasa por el arco del triunfo las leyes porque “es su derecho”, ytenemos ejemplos varios de eso:

Los farmacéuticos que se oponen a vender anticonceptivos cuando la farmacia es una concesión administrativa y es el único lugar donde poder adquirirlos.

Los médicos de la seguridad social que se oponen a practicar abortos dentro de los parámetros de la legislación (algunos los practican fuera de la sanidad pública luego) por “cuestiones morales”.

Y, por último entre otros  muchos ejemplos,  los alcaldes que impiden la celebración de bodas homosexuales o las demoran por “cuestiones de tipo personal”.

Arturo Ros Ribes

Esta última situación es la que ha provocado este post, la posición intolerable del alcalde de una localidad valenciana que considera:

Una “falta de respeto” casar a dos homosexuales en su Consistorio.

Que dice respetar  la “opción sexual de cada uno pero que me respeten a mí también” y que “Tengo amigos homosexuales que no me han pedido que los case en el Ayuntamiento por respeto”.

Y mantiene que va en contra de sus creencias, aun cuando el no va a casarlos ya que los solicitantes han pedido que los despose Neus Sánchez Expósito, una concejala que no tiene tales tabúes.

Don Arturo Ros Ribes confunde el cargo con la propiedad; el ayuntamiento es de los ciudadanos, no del alcalde o de la corporación municipal; a el sólo  le compete aplicar la legislación vigente y, si no aplica esta legislación porque no le gusta, está materialmente incapacitado para ejercer el cargo.

Considero que las convicciones morales que limitan el ejercicio y aplicación de las leyes de este país debería ser motivo de inhabilitación, porque los “derechos mal entendidos” son imposiciones.

EN BLANCO Y NEGRO

Ebony and Ivory 
Ébano y marfil
Live together in perfect harmony
viven en perfecta armonía
Side by side in my piano keyboard
Uno al lado del otro en el teclado de mi piano.
Oh Lord, why don't we ? 
Oh Señor, ¿por qué nosotros no?

Cuando Rosa Parks se negó a levantarse para ceder su asiento a un blanco no pensaba dar el primer paso de una larga carrera por los derechos civiles y contra el racismo; si Rosa levantara la cabeza no podría creerse que en el municipio de Foggia (Apulia-Italia) han habilitado un servicio de transporte en blanco y negro, renunciando a la NO discriminación racial.

Ha sido otro taconazo de la “Bota de Berlusconi” a la lucha de tantos años  por los derechos civiles, y que manifiesta la deriva que los hace retornar al fascismo y la pérdida de la igualdad .

Afortunadamente en Italia todavía hay políticos que responden con indignación a actitudes tan deleznables como esta, es el caso del gobernador de Apulia, Nichi Vendola, que ha solicitado la eliminación de lo que él califica, con razón,  de “apartheid intolerable”; Foggia es  el talón de Aquiles de geográfico de la bota italiana y la vergüenza de Europa.

Yo me pregunto ¿Italia puede seguir perteneciendo a la Unión Europea con comportamientos como estos? claro que, si nos ponemos exquisitos, ¿cuántos países europeos quedarían en la comunidad?