Archivo de la categoría: Solidaridad

DURAN ADAM, EL HOMBRE DE PIE.

duran-adam

                                                                                                                                         (A Erdem Gunduz)______________________

Proclama el silencio poeta de Taksim                                                                   sobre una pared contaminada de libertad:

No necesitamos gases lacrimógenos,                                                                        somos gente sensible…”.

La desesperación grita

consignas que no existen                                                                                            ni en las portadas de los periódicos,                                                                            ni en las pantallas de las televisiones;                                                                    consignas que hablan turco                                                                                      pero se escuchan solo en inglés,                                                                         español, italiano, francés,…                                                                                      esas que se oyen en la distancia                                                                             como los barcos en la niebla,                                                                                         a la deriva en el Cuerno de Oro.

La provocación represiva,                                                                                          en pie de guerra,                                                                                                              se calza el uniforme de civil                                                                                           tratando de arrancarse,                                                                                                   a jirones, el uniforme                                                                                          tatuado sobre su cerebro,                                                                                           con una victoria segura,                                                                                                  a punta de pistola y gas pimienta.

Y entonces emerge Duran Adam,                                                                                 “El hombre de pie”,                                                                                                       para pararles los pies,                                                                                                  el “terrorista” del silencio,                                                                                              el que mira a lo lejos,                                                                                                     al que Ataturk no responde,                                                                                          el que no tiene más interlocutor                                                                                que un policía de paisano,                                                                                              un cacheo arbitrario,                                                                                                      una cárcel clandestina                                                                                                    y un video en youtube.

Duran Adam no grita,                                                                                                  solo da pie al silencio                                                                                                      y,  poniéndose en pie,                                                                                                      se hace amenaza                                                                                                         para el que no tiene más razón                                                                                   que la fuerza…

http://www.youtube.com/watch?v=agXaCItHGnc&feature=player_embedded

Anuncios

OLIMPIADAS

Samia Yusuf Omar tenía un sueño, corría por un sueño desde Somalia a Pekín.

Pero Samia no tenía constructores de sueños, bastante era que hubiera alguna cosa para la supervivencia.

Corrió con dignidad en Pekín, y llegó última… pero aquello no fue una derrota porque con 17 años nunca se pierde.

Y no perdió las ganas de seguir, de luchar por aquello que hacía con tanta dignidad.

En aquel Pekín olímpico, Samia portó la bandera de Somalia y, ahora, ella es la bandera, la bandera de la desesperación  y la bandera de la realidad.

Las televisiones del mundo entero pusieron sus ojos en Londres, siguieron distraídos el deporte olímpico , mientras el mundo seguía adelante con dificultades.

Samia se ha dejado la vida en una patera, corriendo, huyendo de su país tratando de cazar su sueño en el viejo continente; un viejo que solo mira la costa y divisa en la orilla una derrota, su propia derrota hecha frase: ¡Otra patera!

Ojalá Samia deje de ser bandera de la derrota para ser podio, y el viejo continente se limpie las legañas y deje de conformarse con la muerte y las llegadas fracasadas.

Triste carrera para quien merecía la victoria de un futuro.

ALIMENTO

Son estos aciagos tiempos los que sacan las caretas a la sociedad y en especial a quienes se les ha encargado la tarea de gestionar la cosa pública; me he enterado hoy que desde el 2009 existe  en Madrid una ordenanza de limpieza que contiene alguna norma absurda que barre la “suciedad” para debajo de las alfombras, obra de la ilustre contadora de cuentos clásicos, Ana Botella.

El “politóloco” Gallardón ha decidido erradicar la hambruna que ensucia el perímetro de los contenedores de basura próximos a los supermercados y ha decidido que esa “gentuza” que rebusca comida en los mismos da muy mala imagen y será mejor multarlos con 750 euros si los pillan arrimados a cualquiera de esta alacenas basureras.

Se ve que el Sr Gallardón y la Señora Botella creen que la gente que visita este supermercado del deshecho son personas avaras que en lugar de gastarse la pasta en alimentarse prefieren rebañar los restos orgánicos en el fondo del contenedor y  exponerse a que le saquen los hígados transformados en euracos para los fondos del concejo.

Esta visión tan miope y particular de la realidad traslada la miseria moral de los dirigentes madrileños al fondo de las cloacas más inmundas. Es indecente, insolidario, y todos los ins que se nos ocurran,  privar del único recurso alimenticio al que pueden acceder  las personas que carecen de lo imprescindible, sino que indica la catadura moral de estos “buenos gobernantes” que presumen de fe y humanidad emanada de la educación cristiana como si esto garantizara algo.

No tengo ya estómago del asco que me ha dado leer semejante disparate, solo espero que  la fortuna, que hoy favorece a este señor y a las personas que sustentan su inhumano gobierno, un día deje de mostrarle una sonrisa y le enseñe los dientes; lamentablemente no lo verán mis ojos pero ya me gustaría que, aunque solo fuera durante una semana, estos ricos indecentes  vivieran muertos de hambre y tuvieran que vagar de contenedor en contenedor escapando del acoso de la policía local.

Definitivamente prefiero morirme al pie de un contenedor con mi dignidad intacta que ser un indigente ético y político como algunos que campan por este país y habitan en los lujosos despachos llenos de alfombras persas debajo de las que tratan de esconder sus miserias.

SAFARI HUMANO

Foto de Fede Salvatierra para Ethic.es

Los humanos nos comportamos como animales, porque animales somos y ahora el mundo rico se “entretiene”, entre espantado e indiferente, con la gran migración, y no precisamente la del Serengueti, una migración desencadenada por el mismo  motivo: el agua y los alimentos.

Como un documental de National Geographic se despliega tímidamente ante nuestros ojos desde las páginas de los periódicos y los titulares de los informativos televisivos; pero el drama humano nos es indiferente, nos cae tan lejos que no se ha recaudado nada para paliar el hambre que está devorando una parte de África, y permanecemos impasibles porque no se ven escenas dramáticas de aguas arrebatadas y terremotos desoladores, solo las caras resignadas de los hombres (los menos), mujeres y niñ@s que posiblemente no vean el día siguiente, y la resignación, la pobreza, el hambre no venden.

Es así, la solidaridad necesita carnaza para desatarse y cubrirse de gloria hipócrita, pero cuando no hay sangre expuesta, cuando no se oye más que un grito mudo de agotamiento entonces ni se mueve; la solidaridad no percibe el sufrimiento silencioso, pareciera que temiéramos que el mal que afecta a aquellas gentes fuera contagioso y preferimos entregarnos a otras desgracias más dramáticas, preferimos dolernos solo de los muert@s blanc@s y europe@s, que nos son cercanos.

Y yo hoy tengo hambre de denunciar el silencio y la inacción del mundo, hambre canina por cada persona que se muere  en África mientras nosotros los miramos desde este 4X4 que es el primer mundo, como si estuviéramos de safari donde la muerte es necesaria e inevitable…

COMPARACIONES Y CONVENCIMIENTOS

No estoy en contra de las manifestaciones indignadas de “Democracia real ya”, de hecho el desarrollo de la libre expresión me parece un ejercicio de democracia y es por ello que creo que este derecho cívico debería estar por encima de la jornada de reflexión, entre otras cosas porque sostengo que al libertad de expresión es el mayor ejercicio de la reflexión política.

Dicho esto, sostengo desde mi humilde opinión que la Junta Electoral la ha cagado directamente y como consecuencia de ello desencadenará dos cosas:

1º Que aquellos que exigen a la clase política que se comporten con ética y dentro de la legalidad se pasen por el arco del triunfo lo que exigen a los demás.

Y 2º Que se quejarán de ser disueltos, por orden del poder político obligado por un mandato judicial, es decir se quejarán de que el Ministro cumpla la ley.

Esta incoherencia se está manifestando en otra serie de actuaciones  del  variopinto colectivo en el que me encantaría participar cuando sepa el camino que coge finalmente. Me explico:

Tod@s nosotr@s sabemos perfectamente lo que no nos gusta y el primer manifiesto del movimiento era exactamente eso un “nomegustaesto” sin más.

En las redes sociales yo sostenía que efectivamente eso no me gustaba y estaba de acuerdo pero ¿cuál es la propuesta? pregunté… y hace dos días nadie me la dio, no había propuestas ni línea de trabajo, ni siquiera una línea común. Yo soy caótica, me gusta el caos pero soy poco suicida y aunque esta democracia es mala, peor sería no tenerla, así que sigo a la expectativa.

Finalmente ayer se hizo público (en la Puerta del Sol) un nuevo manifiesto que no se colgó en la página (que por cierto está colapsada) y en el cual parece que se solicita la modificación de la ley electoral fundamentalmente a la hora de contabilizar restos y demás (Ley d’hont) ; además de la propuesta de listas abiertas. Sin duda es un principio interesante, pero la falta de concreción sigue siendo evidente y ciertas incoherencias me rechinan todavía en el movimiento, entre ellas ese afán protagonista de compararse (la prensa lo ha hecho y ell@s no lo han desmentido)  con el movimiento estudiantil de mayo del 68 o la movilización de la plaza Tahrir .

O yo soy muy ignorante (que lo soy en muchos aspectos) o estas comparaciones son tan odiosas como asimilar el gobierno de España a una comunidad de vecinos y sostener que el sistema asambleario es el mejor para un país, si no nos ponemos de acuerdo 24 propietarios para poner los maceteros del portal a ver qué arreglamos con este sistema  a nivel nacional.

El  que hace estas comparaciones es bastante torpe, porque las variables  que actúan en todos los casos son diferentes:

En Mayo del 68,  era una huelga general y protestas estudiantiles de ideología política definida, no una acampada heterogénea, existía además una tensión violenta en las calles que aquí no se da; la coincidencia está en el factor  desempleo, la dinamización política contra el sistema capitalista, y el conflicto social entre la derecha y la izquierda que se eleva cada vez más, y  que por entonces en  las calles era de alta tensión.

El Movimiento de la Plaza Tahrir es todavía más diferente, ya que en Egipto no existe democracia alguna, es un estado policial, donde hay ciudadanos de primera y élites dirigentes, las diferencias económicas son abismales entre la élite y el pueblo y literalmente una gran parte de la ciudadanía pasa hambre, así que sus preocupaciones tienen más que ver con las cosas básicas: comida, libertad de expresión (restringidísima allí), etc. ,  que con nuestras dificultades económicas y éticas

Por lo tanto, no hagamos comparaciones que no se sustentan y dejemos de hacer el ridículo.

Por cierto, me increpaban en el Facebook por mis reticencias al movimiento y mi prudencia a comprometerme con algo que todavía no está definido y yo respondo a eso con tres argumentos:

1º.- La libertad y la democracia está en que yo pueda discrepar con cualquiera, incluso con ell@s,  y ejercer mi sentido crítico cuando lo considere oportuno, siempre que lo pueda argumentar (como lo hago).

2º.- El caos  puede ser utilizado por los populistas (como ya se está haciendo) y yo me niego a ponérselo fácil a nadie que quieras usarme.

Y 3º.-  Si tu exiges para los demás lo que tú no cumples, entonces no hay más cambio que el quítate tú para ponerme yo.

Estoy dispuesta a ser convencida de que debo sumarme  a la iniciativa ciudadana que está germinando en las calles, pero para ello quiero ver propuestas claramente definidas y programa de desarrollo de las mismas. En estas cosas hay que ser metódic@s y prudentes, porque se nos va en ello años de derechos conseguidos.

SOY DE LORCA…

No soy lorquina, pero hoy quisiera serlo y lo conseguiré gracias a la voz de un lorquino, al que las cosas del ciberespacio ha acercado hasta mi balcón Atlántico, así que : ¡JESÚS TIENE LA PALABRA!

La Verdad de lo que pasa en Lorca,

de Jesus Martinez Gonzalez, el Domingo, 15 de mayo de 2011 a las 2:39

 “Ayer 14 de Mayo, pasé todo el día en Lorca, fui a ver a mis padres y estuve visitando toda la ciudad o mejor dicho lo que queda de ella.

Lo primero que quiero es agradecer la labor que se está haciendo en Lorca, muchos operarios, técnicos, profesionales y voluntarios que están trabajando incansablemente por la seguridad de los Lorquinos.

Dicho esto quiero desde aquí expresar el sentimiento de los Lorquinos y os puedo asegurar que he hablado con unos cuantos, quiero que se queden claras varias cosas:

1. En Lorca durante el día hay movimiento porque la gente viene a solucionar los papeles del seguro para cobrar posibles indemnizaciones y vienen a rescatar de sus casas lo que puedan llevarse consigo.

2. En los campamentos la gente no está por gusto, está la gente que realmente no tiene dónde ir, porque casi todos los Lorquinos están en casas de familiares y amigos en el campo, en la playa o en otros puntos de la Región.

3. En Lorca hay verdadero pánico, las réplicas se repiten constantemente, sabemos todos dentro de la lógica que esto es normal pero una cosa es decirlo y pensarlo y otro sufrirlo, de ahí que por la noche Lorca esté desierta, desolada, una ciudad fantasma y por mucho que quieran que vuelvan sus habitantes, todo volverá a la normalidad muy poco a poco y no porque algún dirigente quiera que los Lorquinos regresen cuanto antes porque los campamentos parecen campos de refugiados.

4. En Lorca hay muchísima indignación, no son ni uno ni dos ni tres lo edificios que fueron construidos hace pocos años y que tienen que en principio ser derrumbados, no se entiende que haya muerto una mujer sepultada entre los escombros de un edificio que tiene tan sólo 8 años, son muchos los casos, en el barrio de La Viña, hay otro edificio que tiene 4 años y que tiene que ser derribado. Son sólo unos de los muchos casos que se dan por toda la ciudad.

5. Lorca está destrozada, sé que las imágenes vistas en televisión son muy explícitas, pero nadie que no vaya a Lorca se puede imaginar lo que se está viviendo en la ciudad, es desolador, los Lorquinos ya no tienen ánimo, lo único que tienen es desaliento, miedo, pavor, están viendo como nuestra historia se ha ido al suelo de un plumazo.

6. También hay temor a robos, ya se han producido algunos y es que ya sabemos que desalmados hay en todos lados y hay sitios muy propicios para que los que le gusta lo ajeno puedan llevar a cabo sus actos delictivos, por favor hay mucha presencia policial, pues que se note en los barrios más desolados por la noche.

A pesar de todo esto quiero ser positivo, somos un pueblo fuerte, un pueblo capaz de lo mejor y de eso da cuenta nuestra gran semana santa, por la que tememos y muy seriamente. Mucho y bien se va a tener que trabajar para que el año que viene puedan volver a salir a la calle nuestros queridísimos desfiles bíblico pasionales, por no hablar de las 13 Iglesias de la ciudad que en mayor o menor medida has sufrido grandes desperfectos. Un ejemplo de lo bien que se está trabajando es que se está desmontando San Francisco piedra a piedra y es de admirar como los lorquinos resoplamos y damos gracias cada vez que el hábil operario de la grúa consigue extraer uno de esos trocicos de historia de nuestra ciudad y consigue que no se derrumbe cual castillo de naipes.

Ánimo Lorquinos, ánimo paisanos, no sé cuánto tardaremos en recuperar la normalidad, pero lo conseguiremos, somos un pueblo orgulloso y guerrero (fuimos frontera con el reino de Granada durante cientos de años) y entre todos y con la ayuda que nos están proporcionando conseguiremos salvar nuestro patrimonio, ser Lorquino ha sido, es y será un orgullo, podemos vivir o no en Lorca, pero lo que nadie puede dudar de nosotros por muy lejos que estemos es que SOMOS LORQUINOS Y LO PREGONAMOS CON ORGULLO.”

AYUDA A LORCA

Cuentas de ONGs, son las siguientes:

Cruz Roja: 3082-1005-11-4345884524
Unicef: 3082-1005-10-4438795322
Manos Unidas: 3082-1005-11-3000318224
Intermón: 3082-1019-55-4339753123……………………………….  Cáritas: 902 33 99 99                                                                         Cáritas Fondo de Emergencias: Banco de Santander 0049 1892 62 2110547428 y BBVA 0182 2000 23 0201508712.                  Cáritas Diócesis de Cartagena, número de cuenta en Cajamurcia: 2043 0023 66 2007001348.

Cruz Roja Española, página de donativos .

AyudamosaLorca.com

Fundación Seur ofrece a organismos y particulares su red de transporte para llevar de forma gratuita material para la asistencia a los daminificados902 10 10 10 y el email fundación@fundacionseur.org. Para que el envío sea gratis,debe ir dirigido a un destinatario concreto (organización o particular) con dirección de Lorca.


LAMENTOS

La ONU ha lamentado el asalto marroquí a El Aaiún, y España… España ha pensado que lo mejor que se puede hacer por los Saharauis es… pagar un grupo de plañideras y esperar a que se resuelvan las cosas por si solas.