CONTABILIDADES.

Que un@ pierda cincuenta euros en los bolsillos de los pantalones o los fondos de los bolsos puede ser disculpable e incluso relativamente frecuente; de hecho, cuando aparecen, es motivo de celebración porque que uno disponga de un poco de efectivo sorpresa siempre es alegre.

Pero que eso le pase a un país como Alemania es preocupante, sobre todo porque no son 50 euros y porque nadie se había dado cuenta del extravío de una millonada (sí, que ya sé que la han encontrado pero lo relevante es que antes de encontrarlo hay que perderlo).

Y este es el país que da ejemplo de gestión y contabilidad al resto de Europa

¡San Tío Gilito nos proteja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s