REPUGNANCIA

Estoy empezando a tener el estómago sensible, me muero de asco cuando “un gestor peculiar” como Teddy Bautista reclama un finiquito a la sociedad que ha esquilmado; me muero de asco cuando la clase política habla de recortes de todo tipo para la ciudadanía pero después no se cortan en gastarse un millón de euros del dinero de tod@s en telefonía móvil y otras hierbas.

Es el rayo que no cesa, hace un mes era el Parlamento Galego y hoy le toca derrochar desfachatez al Congreso de los Diputados, se ve que la jeta se distribuye a partes iguales entre todos los partidos, porque aún no he escuchado a ningún/a diputad@ renunciar al privilegio de un  “smartphone con la tecnología más moderna, tipo iPhone o similar” o sino ya veremos que hacen al principio de la próxima legislatura, cuando reciban una tableta en sustitución del ordenador portátil que tenían hasta ahora, de hecho me pregunto ¿qué va a pasar con esos portátiles? ¿quedarán acaso para la parienta , el hijo, la sobrina o la tía del/a diputad@ saliente? ¿o se recogerán para entregar a algún colegio público para que pueda entrar en la era digital en la que no entra ni a patadas por falta de pasta?

Una, que es una romántica, tiene la esperanza de que el Congreso recoja esos ordenadores y les dé un uso público, para dotar colegios bibliotecas o lo cualquier otra cosa, aunque sospecho que, en este momento, algun@ se está descojonando de risa con solo leer esta “propuesta”.

Pero lo peor de todo no son ya los teléfonos de última generación, ni las tabletas, ni la pasta que pueden gastarse con cargo a las arcas públicas desde su teléfono, no, lo más sangrante es que mientras muchos ciudadanos carecen de conexión a internet, ya sea por cuestiones económicas o geográficas, a sus señorías se les pone en casa la ADSL que la paga Juanpueblo.

Y aún habrá quien me diga que un millón de euros es una nimiedad dentro de los presupuestos Generales del Estado, pues puede que sean una nimiedad pero  a mí se me ocurre más de un lugar donde enterrar esa cantidad, y que repercuta en la mayoría, y no en un grupo de privilegiad@s que cada día tienen más “derechos” que los demás.

¡Crisis! ¿Qué crisis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s