ADELANTOS Y ANSIEDADES.

Desde la celebración del Debate del Estado de la Nación del año pasado el PP no ha dejado de pedir elecciones anticipadas, pareciera que los resultados de cualquier cita electoral cuestionaran los emanados de las urnas en las anteriores elecciones, de diferente circunscripción, me pregunto yo si es que ganando las elecciones en la mayoría de los ayuntamientos ya se ganan o se pierden unas europeas, por ejemplo. Este afán de mezclar churras con merinas es muy propio del PP que es aficionado a los juegos de manos y las trampas dialécticas.

No pude evitar sonreír cuando Mariano Rajoy dijo aquello de que el adelanto de las elecciones supondría el impulso necesario para salir de la crisis, porque ni como vidente tiene valor, este señor tiene tal afán de poder que le ha dado igual difundir el rumor de lo insolvente que es España, a través de sus acólitos,  para ahora salir a decir que no vamos a ser “rescatados”, cuando en su momento no contradijo a Cristobal Montoro que llegó al extremo de decir que nuestro país suponía un problema para el euro y para Europa.

Como las cosas no se están desarrollando como el PP quisiera, el mensaje sobre quien debe de ser el partido que debe ganar las elecciones es cada vez más alto , porque consideran que son el detergente que limpia más y mejor que los demás, cosa que es lógico que digan, pero pareciera que les fuera imprescindible ese refuerzo para convencer al mundo y autoconvencerse de que el cuento de la lechera, que se cuentan cada noche, no se va a disipar en las urnas en 20-N por efecto de cualquier cosilla que genere el renacimiento del PSOE, y han entrado en una vorágine de “quiero, quiero, quiero” al más puro y patético estilo Gollum. Por otra parte, no habrá problema, ya que (según las gentes del PP) las urnas parecen legitimar solo a los Gobiernos Populares, los demás siempre son accidentes resultado de conspiraciones judeo-masónicas y otras hierbas.

No hay nada como perder los papeles, cuando luego se recogen puede pasar cualquier cosa, y el PP los ha perdido y hasta desordenado en un acto de engaño con el que pretende llegar, a cualquier precio, al gobierno de España; en un ejercicio propio de las mejores obras de los “Le Luthiers” y de los más irresponsables actos políticos que hayamos presenciado nunca.

La campaña electoral para el Partido Popular será, como parece una partida de caza menor, la caza del faisán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s