FE DE ERRATAS

Ni Salgado, ni Blanco ni Antonio Camacho juraron nada en la toma de posesión, prometieron por su conciencia y honor … pero el crucifijo estaba allí, imponiendo una fe  en un estado aconfesional.

Las cruzadas católicas se hacen ahora en los despachos y salones de la política que se manifiesta claramente  incapaz de respetar la Constitución y mantener alejados los símbolos religiosos de un ámbito que debiera ser por completo laico.

Ahora solo falta que la Iglesia católica se lleve la Constitución a sus altares y, entonces,  no debería causar sorpresa, aunque que la Iglesia se hiciera democrática ya sería pedir demasiado.

Quiz pro quo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s