¡MAMÁ, QUIERO SER ARTISTA!

Leo pasmada esta mañana que Sir Paco Vázquez clama a los cielos el rechazo de parte del PSOE (no del aparato sino, también, de sus militantes) a que acceda al cargo de Defensor del Pueblo; y digo pasmada, porque tengo un amigo que quería ser cantante, pero el pobre tenía el aparato fonador de un rebaño de burros. Viene a cuento esto, porque  el Sr Vázquez está muy mal acostumbrado a que se le dé, por las buenas, o despellejando públicamente a quien se le oponga, todo lo que pide, al margen de si es la persona adecuada para el puesto.

Y no es que diga yo que no es adecuado para ser Defensor del Pueblo, es que ya lo dice él que no se le apoya por: ” su posición contraria a la ley del aborto y a la ley del matrimonio homosexual“, y eso que no oculta sus otras posturas, legítimas como estás, que bajo el palio de su libertad religiosa quiere imponernos a los demás.

Dicho esto, si tenemos en cuenta que la propia Ley orgánica del  Defensor del Pueblo dice que este cargo tendrá como función velar por  la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución y que en el artículo 10 de este título se señala que:  “el respeto a la Ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social”, Sir Paco queda excluido, ipso facto, ya que su posición personal, sobre por lo menos dos leyes establecidas en este país, va a interferir claramente en el desarrollo del cargo al que aspira y al que, por supuesto, tiene derecho a optar, … el mismo derecho que tienen los demás a no apoyarlo.

Esta posición de Sir Paco de “yo quiero ser y no me dejan” nos la encontramos en la vida mil veces: actores que quieren un Oscar (y a veces se lo merecen más que otr@s), investigadoras que aspira a un Nobel o yo misma que quisiera vivir doscientos años más, en perfecta forma psíquica y física,  para conseguir viajar al espacio; tod@s nosotr@s estamos en nuestro derecho a aspirar a lo que nos parezca y nuestras limitaciones personales, las circunstancias y, si ustedes quieren, los hados nos impiden en muchas ocasiones conseguirlo.

Llega entonces la frustración y lo más fácil es echarle la culpa a los demás de lo que nuestros méritos o cualificación no pueden darnos.

Lo siento, Sir Paco, pero entenderá que entre una señora del PP  y usted no hay grandes diferencias… salvo quizá en la mantilla española y ya sabe aquello tan español de: “Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar”

Una respuesta a “¡MAMÁ, QUIERO SER ARTISTA!

  1. Muy bueno el post.
    Sir. Paco no entiende dentro de su soberbia que alguien le pueda negar un capricho y la posibilidad de tener un cargo con un buen despacho y la posibilidad de mas condecoraciones.
    Nacio con cierto retraso pues haria un buen Ministro franquista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s