COSA DE NÚMEROS

Me sorprende  enormemente el desprecio que algun@s polític@s tienen por algun@s de sus administrad@s, presentes o futuros; no entiendo que en un mitin político se minusvalore la acción de los movimientos ciudadanos, que es perfectamente legítima y además rompe la dinámica, tan criticada, de la inactividad de la población.

Creer que dos o tres personas carecen de importancia y no merecen la atención del/a candidat@ porque no comparten su visión sobre un asunto concreto es, además,  una osadía  sobre todo porque el boca a boca funciona muy bien, y lo saben perfectamente los partidos políticos,  que lo que eran dos o tres de repente pueden ser trescientos o tres mil.

La estupidez humana es muy amplia, pero la estupidez política, que no tolera minorías, arrastra a este tipo de semidioses/as al Olimpo de los presuntuos@s;  y puede que un grupo de vecin@s se dejen insultar por un/a candidat@ a la alcaldía, pero el día 22 se pueden ajustar las cuentas y quizá esta suma simplista de los soberbios acabe en una resta que se cuantifique en unas serias dificultades de gobierno que no auguran sus encuestas. Es lo que tienen los números, que hoy eres mayoría y mañana ya veremos.

Puede que algunos seamos ejemplo de estupidez humana, por no saber balar, pero el que lo menciona en un mitin en términos despectivos, primero un imprudente, segundo un déspota y tercero un pobre ser que no tiene control sobre su boca cuando se pega un buen trago de aplausos y adulaciones.

Y es que el insulto, el despotismo y la bravuconería son propias de lo que en Galicia se llama “Milhomes” y está muy bien para los amigotes de la taberna pero no para la política.

“Cuando decimos que es un resultado importante el vivir en democracia, decimos también que es un resultado mínimo, porque a partir de ahí comienza a crecer lo que verdaderamente falta, que es la capacidad de intervención del ciudadano en todas las circunstancias de la vida pública. O sea, hacer de cada ciudadano un político. La libertad de prensa, la libertad de organización política es lo mínimo que podemos tener, porque a partir de ahí comienza la riqueza espiritual y cívica del ciudadano auténtico.” José Saramago. Una mirada triste y lúcida. Algaba Ediciones, Madrid, 2007


Una respuesta a “COSA DE NÚMEROS

  1. Fernando Salgado

    Sacealizan el día en que vamos a votar, y, con ser importante, lo decisivo es intervenir en el día a día. La sociedad debería echarle el aliento en el cogote continuamente. Solo entonces quedarían los políticos que de verdad entienden este ejercicio como la lucha por una sociedad más justa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s