Archivo mensual: noviembre 2010

SOY CIUDADANO AMERICANO

Este es el gran argumento, en las películas americanas, que define muy bien ese orgullo prepotente de los “ustednosabeconquienhabla”.

La realidad es que efectivamente ese ser ciudadan@ america@ acarrea cierta impunidad y privilegios intolerables.

Si son ciertas las cosas que han contado los de wikileadks, la diplomacia americana es una jauría de comisarios políticos que entienden que la justicia y la democracia es suya y debe amparar únicamente sus intereses.

Esta panda de corsarios de embajada han encontrado acogedores anfitriones en lugares donde no debieran hallarse gentes tan colaboradoras; o por lo menos estos lugares, para el resto de los ciudadanos,  la acogida no es tan “grata”.

Entonces recuerdo de nuevo el cine americano y se me viene a la cabeza la imagen de un acusado de algún delito gordo acudiendo al despacho de un fiscal a tratar de influir en su decisión de darle curso o no al procedimiento y  ya me imagino al abogad@ aguerrid@ peleando contra la maquinaria mastodóntica de justicia… y al polític@ de turno metiendo la gamba;  el problema es que parece que hay papelillos de la diplomacia americana que parecen indicar que es menos de película y más de la realidad de ese país caribeño (ironía)  con capital  en Madrid.

Soy tan inocente que pensé que la diplomacia era un ejercicio de conciliación y convivencia y no este ejercicio cínico y sucio que desvelan los documentos publicados por Wikileaks.

Por cierto que, los ataques a la divulgación de este tipo de información, son de un paternalismo intolerable ¡claro que seríamos mucho más felices ignorando no sé que cosas! pero de verdad que prefiero que no se cuiden tanto de mi felicidad y me dejen a mí ver las cartas trucadas de esta gente que controla los hilos de esta marioneta llamada mundo. Más que controlar la custodia de estos documentos lo que hay que controlar son estos vergonzantes comportamientos.

Y lo que es peor, que a Couso, como al resto de l@s españolitos, no nos sirve para nada decir aquello de : “Soy ciudadan@ español/a”  ¡Aún hay categorías, faltaría plus!


Anuncios

DESAPEGO

 

Decía Bertolt Brech que:

“Quien ignora la verdad es un iluso pero, quien conociéndola, la llama mentira es un delincuente.”


Viene a cuento esto porque he entrado en una fase de descreimiento que como otras veces superaré para avanzar, dejando atrás aquellas cosas que me parecían importantes y que hoy empiezo a considerar como lastres a mi vida.

La política es uno de esos lastres, pero no la política como actividad modificadora de la sociedad sino la política ejecutada (en todo el mal sentido de la palabra) por los partidos políticos; y es que estos partidos han dejado de lado a su militancia de base restándole libertades, derechos y capacidad de decisión, la cosa ha ido de mal en peor; se han convertido en monstruosos lugares de idolatría al ego y a la inutilidad, en los que se pide fe ciega y que todo acto se cierre con un definitivo amén.

Pero,  de un tiempo a esta parte en algunos de esos partidos, los egos desmesurados, carentes de argumentos y capacidades políticas, han decidido entrar a la calumnia y el descrédito de l@s militantes incómodos; y lo que es peor, cuando la estructura del partido ampara comportamientos deleznables de todo tipo entonces la descomposición es la propia de un compostero.

Sorprende luego que la organización se “tenga que defender de las acusaciones” de l@s militantes con el peregrino argumento de que : “est@s dañan el buen nombre del partido”; y digo yo ¿quién daña el buen nombre del partido?¿el/la dirigente que calumnia o permite estos actos? ¿o el/la calumniad@ que trata de defenderse?

Un organismo es  honorable o indecente según los actos de los miembros que lo conforman, y si se  tolera comportamientos  reprobables, sean cometidos por dirigentes o militantes, entonces es de la misma calaña que las personas que los cometen ¿O no?

No creo en las fes ciegas, por eso no soy religiosa, ni tampoco en los dogmas y en los reglamentos que cercenan la libertad de las personas, es hora de abrir  puertas y ventanas para respirar aire puro, no es suficiente con pintar paredes o pagar reformas…

SACAMOS TARJETA ROJA AL MALTRATADOR

DE 36…LA TERCERA.

El niño al que se le murió
el amigo
[Cuento de Ana Mª Matute.
Texto completo]

Ana María Matute

Una mañana se levantó y fue a buscar al amigo, al otro lado de la valla. Pero el amigo no estaba, y, cuando volvió, le dijo la madre:

-El amigo se murió.

-Niño, no pienses más en él y busca otros para jugar.

El niño se sentó en el quicio de la puerta, con la cara entre las manos y los codos en las rodillas. «Él volverá», pensó. Porque no podía ser que allí estuviesen las canicas, el camión y la pistola de hojalata, y el reloj, aquel que ya no andaba, y el amigo no viniese a buscarlos.

Vino la noche, con una estrella muy grande, y el niño no quería entrar a cenar.
-Entra, niño, que llega el frío -dijo la madre.
Pero, en lugar de entrar, el niño se levantó del quicio y se fue en busca del amigo, con las canicas, el camión, la pistola de hojalata y el reloj que no andaba. Al llegar a la cerca, la voz del amigo no le llamó, ni le oyó en el árbol, ni en el pozo.

Pasó buscándole toda la noche. Y fue una larga noche casi blanca, que le llenó de polvo el traje y los zapatos. Cuando llegó el sol, el niño, que tenía sueño y sed, estiró los brazos y pensó: «Qué tontos y pequeños son esos juguetes. Y ese reloj que no anda, no sirve para nada». Lo tiró todo al pozo, y volvió a la casa, con mucha hambre. La madre le abrió la puerta, y dijo: «Cuánto ha crecido este niño, Dios mío, cuánto ha crecido». Y le compró un traje de hombre, porque el que llevaba le venía muy corto.

Los premios literarios siempre se quedan pequeños para dar reconocimiento a las mujeres autoras, aunque ellas lo merezcan tanto como sus compañeros varones. En treinta y seis años de Premio Cervantes solo tres mujeres han recibido el Galardón; y digo yo, sin desmerecer a nadie, que sobran literatas… pero la invisibilidad es un mal femenino en casi todos los campos.

¡Felicidades, Sra Matute!

LAMENTOS

La ONU ha lamentado el asalto marroquí a El Aaiún, y España… España ha pensado que lo mejor que se puede hacer por los Saharauis es… pagar un grupo de plañideras y esperar a que se resuelvan las cosas por si solas.

EVANGELIZAR

Hubo un tiempo, cuando la comunicación de una idea era un reguero de agua lento, en el que las creencias de todo tipo eran extendidas por el mundo a través de “evangelizadores”. Pero el problema de la evangelización estaba en la imposición, y de eso sabe mucho la Iglesia católica, ¡Cuántas evangelizaciones se convirtieron en guerras santas!

En  la actualidad la transmisión de una idea es un reguero de pólvora y las palabras están en un segundo en todas las partes del mundo. No necesitamos Cruzados, no queremos guerras santas, ni evangelizadores con espada sobre biblia.

La visita del Papa ha puesto al descubierto  la “intención” de la Iglesia , la agresividad contenida durante años y que, tantas veces, mostraron con lo que ellos llamaban entonces: pagan@s y hoy denominan laic@s, ate@s, etc.

La discordia no es considerada una virtud cristiana y el jefe de los católicos ha venido a España a sembrar discordia porque no le gusta como somos, no le agradan nuestras costumbres y merecemos una nueva “evangelización” que empieza por la persecución hacia l@s ate@s; pero no contento con eso hurga en la herida de la II República y manifiesta que este descreimiento nos sitúa en aquella época de crisis, que ellos identifican con una nueva persecución a sus creencias y nada más lejos de la realidad; lo que debe aceptar la Iglesia católica es que ni es única, ni tiene porque ser verdadera para todas las personas, y eso es : RESPETO, algo que reclaman vehementemente para sí pero que niegan sistemáticamente a l@s demás.

Es curioso que aquello@s que recomiendan hacer examen de conciencia para reconocer los malos actos, prefieran acusar a l@s demás de sus derrotas y de la ausencia de fieles en lugar de asumir su endiosamiento y alejamiento de la realidad.

Me causa indignación  alguna de las declaraciones de este hombre, y más conociendo el Museo Vaticano, especialmente cuando dijo:  “Dejadme (…) que advierta de las amenazas a su dignidad (la de la humanidad) por el expolio de sus valores y riquezas originarios, por la marginación o la muerte infligidas a los más débiles y pobres.”

Algun@s católic@s nos llaman “seguidores de Barrabás” porque no nos gusta el Papa, su iglesia y sus hipócritas enseñanzas y, lo que es peor para ellos,  osamos expresarlo en público; pero yo sé que lo qué , realmente,  les molesta es que no le pongamos la equis en la casilla de la declaración de la Renta y que protestemos porque no queremos pagar el dispendio de su Jefe en viajes y seguridad.

No lo esperábamos,  la realidad es tozuda y nos ha dado la razón.


 

ACTO DE CONTRICIÓN

Hemos vuelto al redil  ¡Aleluya!

El advenimiento del Jefe de la Iglesia Católica, a las tierras de Santiago Apóstol, ha conseguido lo que el PP no consiguió y es que un Gobierno socialista, que  defiende las libertades personales por encima de todo, rectifique el camino equivocado y haga acto de contrición (católico, por supuesto) renunciando a la Ley de libertad religiosa como presente de bienvenida al Papa

Así que nos confesaremos tod@s porque así lo manda la costumbre…

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,
(…)
me pesa de todo corazón haberos ofendido…

No acabo de entender que se renuncie a “amparar” a aquell@s perseguid@s, en la actualidad, por los católicos que no toleran ser contrariados por otras creencias o la ausencia de las mismas; no nos engañemos, que haya cierto ambiente represivo hacia la libre expresión de aquell@s que no comulgan con Don Benedicto, es impropio de un Estado “aconfesional” aun cuando en ese estado aconfesional fueran tod@s sus ciudadan@s cristianos, menos un@.

La cosa ha llegado a tal extremo que hasta el Colexio de xornalistas de Galicia ha sacado un comunicado donde alerta de la censura que de un modo más o menos disimulado impera en los medios de comunicación, censura que afecta a las opiniones de aquell@s a l@s que nos molesta que, con nuestro dinero ateo, se pague la seguridad  y la ruta turístico-religiosa de un señor feudal en visita pastoral a su cortijo y no vaya a ser que se le dé por reclamar derechos de pernada….

(…) También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno (…)

El infierno parece llegar convertido en la amenaza de perder votos y así el Alcalde de Santiago de Compostela ha pagado con la pasta de los vecinos un Bando Municipal, que es un exceso de sumisión católica que no tiene nombre en quien debiera reconocer el hecho de que no todo el campo es orégano, ni todos los Santiagueses católicos; este despropósito es más que cuestionable  y no seré yo quien niegue al Alcalde de Santiago profesar la fe que le dé la gana, pero  de ahí a que ejerza de Arcángel Gabriel anunciando la visita y animando a la parroquia a que: “(…) participade nos actos programados, contribuíde e axudádenos a engalanar a cidade(…)”, ¡ya le vale!

No le niego yo a Bugallo su deseo de ejercer de monaguillo, pero le sugiero que lo haga en sus horas libres y no en nombre de tod@s l@s santiagueses/as.

Entre tanto el dispendio que iba a convertirse en Santiago de Compostela en el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, parece que empieza a decaer y los hosteleros están de rebajas afirmando que la ocupación no superará el 80% y que hasta cierto punto, la sensación de lleno absoluto por cuestiones religiosas está disuadiendo a los visitantes culturales que no tienen interés en adivinar las viejas piedras compostelanas a través de una procesión de fieles “cumballá”.

En fin que corren malos tiempos para los laicos y ¡hay que convertirse, Herman@s! o sucumbiremos en el fuego del infierno de las “supuestas” mayorías de creyentes que necesitan evangelizarnos a toda costa para poder sufragar sus modestos actos en tiempos de crisis.

No tenemos para pan y compramos estampitas.