SE ME VIENE EL VERANO, PINTADO DE INVIERNO…

Ayer volví del agosto eterno de Extremadura, no desconocía la belleza del estío casi permanente, pero descubrirlo verde en Monfragüe ha sido una experiencia única.

Es bueno saber que nada es eterno… que los momentos hay que libarlos hasta la última y perlada gota (¡gracias, Goyo!) … porque esos sí son eternos, salvo que el Sr Alzheimer nos robe el tiempo cual miserable hombre gris.

Volveré a Cáceres;  esa plaza, ora levantada, asentará con el tiempo y yo pondré entonces mis miserables pies sobre su pavimento, para rendirme a su belleza.

Mañana volveré a la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s