ZAPATOS DE CRISTAL O DE PLASMA.

Dicen que antes de hablar de algo deberíamos conocerlo y, en el caso de un programa de televisión, haberlo visto. Pero me perdonareis que me salte este paso y exprese mi opinión al respecto, sólo por la información que me llega desde medios de comunicación y la cadena que programa esta bazofia.

Se trata en este caso de I Love Escasi, o de cómo evitarle al Príncipe azul transformarse en un viajante de calzado femenino.

Sinceramente ¡hasta los juanetes estoy! de que estos concursos de carne, que no tienen nada que envidiarle a los mercados de tratas de blancas, sigan contándonos cuentos de príncipes encantados, como si las mujeres fuéramos incapaces de vivir sin el macho paternalista que nos cuide y nos adorne con joyas, cual árbol de navidad.

El programa es el prototipo del machismo más torrentino, revestido del oropel de las rosa y el champán, y empieza clasificando a las mujeres en dos grupos: desnatadas (maduritas) y enteras (jóvenes),  pero si nos detenemos en los detalles de la propia página de Telecinco, la cosa empeora:

“Kelly ha abierto la veda duro(…) la rubia brasileña volvió con artillería pesada: Un bikini, zapatos de tacón y la intención de dar un sugerente masaje a Escassi. Las chicas no se lo han tomado nada bien y el propio jinete ha censurado el estilo de la primera cita: ‘El tema de Kelly no me gustó nada y menos con las chicas allí delante. Un poco fuera de tono’.”

Estereotipos prometedores para el macho: rubia brasileira, sugerente masaje y celos y envidias de las otras mujeres; Escasi se ve obligado  a rechazar el sexo explícito con un “¿no tienes frío? ponte algo.”… porque no lo ha propuesto él (las mujeres deben ser recatadas excepto que el guerrero quiera “descanso”), de hecho lo confirma diciendo: “Me halaga. Si me hubieras dejado a mí dar el primer paso me hubiera gustado bastante más”.

Por el contrario cuando el zapato entra en el pie de Isabel, el jinete se manifiesta más contento, pero insatisfecho (cómo se espera del Lord):

“Este anillo de inmunidad significa que no pienses que te voy a quitar del medio, que a ver si te sueltas y tienes un poco más de picardía conmigo”.

¿En qué quedamos? ¿Quiere guerra o no? ¡claro que quiere guerra! pero con el caballo que le promete un buen galope y que obedezca, al punto, sus riendas.

El Escasi este, parece que sigue su juego de “seducción” todo el programa: despreciando a una, eligiendo a otra, engañando a la de más allá, pero sobre todo descartando a aquellas por procaces o que usurpan las tareas del conquistador, en fin regodeándose en el placer de la caza de conejos.

Siento vergüenza ajena y me gustaría que el Observatorio de Medios tomara las medidas oportunas, porque estamos retrocediendo a pasos agigantados: intercambio de esposas, anuncios de “frenadol” con mujeres “cuidadoras”, diseñadores de moda que odian el cuerpo de la mujer  real, y prefiere cuerpos imposibles, torturándolas con diseños  de tamaños inverosímiles … o empezamos a gritarlo TODAS, o no dudéis de que nuestro silencio será tomado como aquiescencia.

Así que, yo grito ¡NO! y, además, me quejo donde debo hacerlo inmujer@mtas.es .

Y TÚ, ¿ A QUÉ ESPERAS?


Una respuesta a “ZAPATOS DE CRISTAL O DE PLASMA.

  1. O sea… que te tragaste el programita.

    Xiabre.- pues no hijo, pero leí las referencias en la prensa y entonces fui a curiosear a la página de T5 (maldita la hora). Acabe como Medusa irritada, tenía las serpientes como escarpias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s