UNA SALIDA DIGNA

salidas dignasDe un tiempo a esta parte he escuchado mucho lo de “una salida digna” referida a polític@s de larga trayectoria que por “haches” o por “es” ( sí, “e” de elecciones)  han quedado en el dique seco.

Pareciera que esto de la cosa pública sea como una especie de fiebre que te deja una inmunidad vitalicia para ejercer todo cargo “seglar previo” aunque este sea un funcionariado de un grupo A, o mismamente el trabajo de marisqueo.

Esta alergia a volver a la normalidad, considero yo que, es una deformidad digna de un precipicio espartano ¿Qué pasa? ¿Que trabajar en un despacho o en otro lugar es una deshonra para el que ha ostentado algún cargo político?

Creo yo que la dedicación pública, con ser dura, tiene carácter voluntario y ello no te exime de ser laboralmente como cualquier otr@, (salvo en algunas comunidades, donde   si eres alto cargo y funcionari@, entonces te nace una flor en el culo, como en Galicia,  gracias a la llamada Ley de la función pública de Galicia, aprobada por TODOS los partidos con representación parlamentaria).

La política profesional no suele acabar dando buenos “especímenes”,  el ejemplo más claro de ello es Rosa Díez que no ha sabido apearse y si hay que cambiar de aires y asentarse en otro lugar ¡ No importa! ¡Todo sea por mantener su estatus público!

En fin y en román paladino, las llamadas “salidas dignas” son un insulto para l@s trabajadores/as normales, y son cualquier cosa menos dignas porque un/a  polític@, que no es capaz de retirarse y recuperar su vida laboral anterior, parece sustentar la creencia de que el trabajo no político es algo secundario e impropio de su “categoría” y no me agrada la gente que se cree mejor que los demás.

Rechazo de plano la “recolocación” que suelen hacer los partidos con aquellos que se quedan fuera de la actividad política; un concejal o una exconsejera no tiene que seguir en la brecha a cualquier precio, el/la mejor polític@ es el que sabe cuando ha acabado su ciclo y no tiene inconveniente en volver al puesto laboral que dejó antes de ocupar el cargo público.

Las salidas dignas son aquellas que te llevan de vuelta a tu casa satisfech@ del trabajo bien hecho por la comunidad, pero claro cuando algún político en activo te dice aquello de : “En política no se está para cambiar el mundo,  para eso están las ONG’s” entonces yo entiendo muchas cosas, aunque me niegue a comprenderlas y menos compartirlas.

Anuncios

Una respuesta a “UNA SALIDA DIGNA

  1. Qué decir… Sí, pero no, o no, pero sí…

    La cuestión es que un buen profesional en lo suyo que abandone temporalmente su carrera para defender nuestras ideas en puestos institucionales corre el riesgo (cierto) de no poder regresar a su trabajo una vez perdamos las elecciones, lo cual siempre sucede, ya que si ha hecho lo que debía (perjudicar a la derecha con sus decisiones) se habrá cerrado muchas puertas laborales…

    Es por ello que temo más a quienes, desde sus puestos de representación, HACEN TODO LO POSIBLE POR NO MOLESTAR A LOS EMPRESARIOS NI AL CAPITAL, para que cuando se pierdan las elecciones les puedan colocar en alguna de sus empresas. Y da la casualidad que todos los ministerios del dinero (Economía y Hacienda, Industria, Fomento, Vivienda, etc.) están repletos de “compañeros” así, que en realidad no trabajan para el ciudadano, sino para su futuro personal.

    Lo cual no impide que esté de acuerdo con tu malestar porque se coloquen, ya que imagino que tendrás opinión sobre muchos de ellos, a algunos inútiles.

    ¡Feliz fin de semana!

    Franesco.- Es que el problema es que muchos de ellos no han demostrado en absoluto capacidad, ni nada, han pasado sin pena ni gloria pero se perpetuan en perigranajes entre administraciones (la militancia y la ciudadanía ni los conocemos) y nunca vuelven, aun pudiendo a sus trabajos originales (los funcionarios no tendrían problema alguno). Por otra parte, me parece grave el síntoma de que, en muchos casos, ni recordemos “a que se dedicaba tal o cual personaje” por ejemplo el caso de Paco Vazquez es muy significativo ¿que era este señor antes de la política a que se dedicaba? ¿y si fuera funcionario porqué no le “dejamos retomar su vida”? Y por cierto el “riesgo ” de no poder volver a su trabajo ya lo conocen de antemano (y suele darse en contadas ocasiones), a mi me preocupa la cantidad de “servidores políticos” que saturan la administración pública, porque esta no es el INEM y en el INEM los que no encontramos trabajo no tenemos sueldo. Porque para mi quiero esa protección, entonces, el haber estado vinculada laboralmente al PSOE me cerró puertas laborales a los cuarenta y tantos, y a mi no se me ocurrió pedirle a nadie que me colocara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s