YO CONFIESO… ¡una de aseo histórico!

Francia pide perdón a Austria por la decapitación de María Antonieta; lo hizo el Ministro de Asuntos Exteriores galo, Bernard Kouchner, ante su homóloga, Úrsula Plassnick. En febrero de este año Australia  pidió también perdón a los aborígenes por las injusticias cometidas con ellos. Algunos de los precursores en esto de disculparse por “errores históricos” son el Gobierno Checo que ya en el año 2005 se excusó con los anti-nazis que fueron expulsados de la entonces Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial, y en el mismo año, a su rebufo, el por entonces Ex-presidente polaco Jaruzelski se excusó por la invasión de Checoslovaquia de 1968.

Yo no sé a que es debido este tipo de confesiones de pecados históricos, por otra parte, totalmente absurdas.

Estamos esperando a que Yahvé (dios de los judíos) se disculpe con Sodoma y Gomorra por haberlos barrido del mapa y haber sido tan intolerante con los que no seguían sus preceptos, al fin y al cabo fue algo parecido a lo de Hiroshima y Nagasaki, pero a lo bestia ¿o no?

Si ahora nos entra a todos ese afán de limpiar nuestra conciencia histórica, acabaremos llorando en actos de desagravio múltiples, en los que todos perdonaremos a todos y todos nos disculparemos con todos.

Digo una cosilla, y que nadie se me mosquee, en mi pueblo a esto se le da un nombre: “paripé”. ¡Vale, sí! es a lo que, en fino, se le llama “diplomacia” y sinceramente ya me está empezando a cansar tanta tontería. Si los Ministros de Asuntos Exteriores se dedican a perder el tiempo en estas cosas, abogo por su extinción.

Tanta susceptibilidad no es más que una postura, con lo fácil que es mirar para delante, sin olvidar, pero solucionando lo que tenemos que solucionar y dejarnos de chorraditas de este estilo, pues parece que preferimos enredar páginas caducas de la historia.

Los hechos históricos no pueden ser cambiados, aunque hay muchos esteticistas que pretendan darle una capa de maquillaje; así que pongámonos a lo que debemos y que ningún Ministro de Exteriores caiga de nuevo en el ridículo de pedir disculpas porque Charles Darwin no encontró el eslabón perdido…a ver si lo vamos a encontrar donde no debemos…

Anuncios

Una respuesta a “YO CONFIESO… ¡una de aseo histórico!

  1. La Historia, es la suma de miles de pequeñas vivencias con más o menos relevancia que nos llevan a ser lo que somos. Hay que asumirla y conocerla para seguir adelante sin dar tantísimos tropezones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s