Archivo de la etiqueta: alimentación

TECNOLOGÍA TERMINATOR

Suena casi a película pero hablando de transgénicos la “tecnología terminator”  es la gallina de los huevos de oro para las empresas que tienen las patentes vegetales modificadas, estas técnicas consisten en convertir las semillas generadas por una planta de estas en un residuo, es decir impedir que sea fértil y por tanto útil para desarrollar una nueva generación de plantas.

Puede que a muchos de vosotros mis motivos para rechazar los transgénicos probablemente os parezcan argumentos anticuados o de mentes conservadoras que no quieren que la ciencia avance.

Pero no voy a emplear todas esas manidas historias de ciencia que  conocemos casi todos de oídas. No, mi argumento no es científico sino humano, de solidaridad con las personas afectadas por la hambruna.

Europa ha autorizado el cultivo de un transgénico de patata y de tres de maíz.

Sepan ustedes que cada vegetal transgénico comercializado tiene un registro de propiedad, que convierte a la empresa poseedora en una especie de SGAE de la alimentación humana; en concreto la empresa Monsanto (propietaria de la patente de los tres transgénicos del maíz) ya ha denunciado en EEUU a granjeros que tenían en sus tierras algunas plantas patentadas, que se suponen llegaron allí por contaminación, ya que se encuentran en la ruta de los camiones de distribución de esta empresa. Estos hechos se narran en un documental llamado El Futuro de La Comida

¿Sabíais que toda planta natural polinizada accidentalmente por una de Monsanto se convierte inmediatamente en propiedad de la empresa?

Me preocupa lo que supone a las sociedades del tercer mundo el coste de las semillas, sobre todo porque ellas son su sustento, y me preocupa más que se les vendan estos transgénicos que “en Europa” estarán prohibidos para consumo humano, entre otras cosas porque les impedirá realizar la selección de simiente para una nueva cosecha, con lo que tendrán todavía menos posibilidades de llevarse algo a la boca.

Todo eso me preocupa, ¿Creéis que exagero?